Sacred Oscar 2016 – Amy de Asif Kapadia

image001Cada mala situación es una canción de blues a punto de ocurrir

Amy Winehouse

Vivieron en épocas distintas pero ambas amaron más que a nada el Jazz, ambas con un registro vocal único, vivieron vidas ásperas, difíciles, una muerta muy joven otra muerta muy lejos de su hogar. La entrega de los Oscar de este año las vincula a través de dos documentales, Amy de Asif Kapadia y What happened, Miss Simone? de Liz Garbus.

El documental de Asif Kapadia recuerda los diez años de la vida musical de Amy Winehouse desde su descubrimiento como cantante principal de la National Youth Jazz Orchestra londinense hasta su muerte por sobredosis de alcohol en 2011, la transformación de su vida después del lanzamiento del disco Back to Black en general y el del single “Rehab” en particular que le cambió la vida. “No estaba preparada para ese grado de exposición”, repiten amigos y managers casi como un mantra.

image002El film de no tiene la riqueza de soportes, entrevistas y variedad de registros visuales de la que hacía gala What happened, Miss Simone? dirigida por Liz Garbus y comentada en este sitio, su material está centrado en filmaciones hechas a través del celular de su novio, el suyo y el de sus amigas.

Kapadia es un privilegiado ya que accede a registros tan privados (como las filmaciones obtenidas del celular de su ex pareja) que carece de espacio en su film para entrevistas y de los pocos registros públicos que hay, rescatamos el tramo de la grabación con Tony Bennet del que Winehouse se siente tan admiradora que se muestra nerviosa y ruborizada.

En el exceso de metraje que relata sus caídas y sus recaídas está la clave del film ya que por un lado sindica a la perdida de la privacidad y a cierta idea de que “no soporta la fama” como el origen de sus adicciones y su film muestra imágenes como cualquier programa “amarillo” y “chimentero” con peleas sentimentales, depresiones, borracheras, etc. Por lo que se muestra como un film con una inmediatez y oportunismo que le quitan mérito como documento.

Kapadia es un director con cuatro o cinco films en su haber y un solo documental Senna que también estaba atravesado por los problemas de alcoba del conductor Ayrton Senna pero mostraba imágenes de archivo que explicaban por sí sola la maestría de uno de los mejores pilotos de F1 de todos los tiempos, aquí la cercanía y cierta urgencia por mostrar lo indiscreto lo traiciona, como si se comportara como esos paparazis que aturdían los últimos momentos de la vida de la cantante.image005

Amy es un film para las tribus de la era “Facebook” donde la intimidad se disuelve en el morbo y el exhibicionismo, donde el narcisismo “selfie” vale más que la erudición y la banalidad impera en el sin sentido. Tanto Amy como What Happened, Miss Simone? Trabajan bajo el postulado romántico de cuanto mayor es el talento menos feliz será tu vida y centran con mejor o menor calidad de sus registros sus miserias y sus virtudes.

Amy Winehouse con apenas 27 años de vida nos alimentó la idea de la gran cantante que pudo haber sido, Nina Simone muerta a los 70 años nos dejó un monumento de un enorme talento atravesada por sus problemas personales y los raciales y políticos de su época.

Jimage006ACO, documental dirigido por Paul Marchand y Stephen Kijaky (también comentado en The Sacred Monster) producido por Robert Trujillo (bajista de Metallica) sobre la vida del genial bajista Jaco Pastorius donde se recopilan las opiniones de Flea, Joni Mitchell, Sting, Wayne Shorter, Herbie Hancock, Geddy Lee, Bootsy Collins, Carlos Santana y otros, donde se repasan temas y perfomances puede llegar a ser un modelo de documental donde se muestra todo pero cuando uno termina de ver el film quiere escuchar más del músico retratado dejando en segundo plano la conmiseración por sus desgracias (que fueron muchas).

Nina y Amy merecen un documento que ponga foco en la que las hizo extraordinarias: su música no para idealizar sus vidas sino para rescatar esos tesoros musicales que le dan sentido a una vida.

Ambas se pueden ver en Netflix o en sitios de descargas gratuitas como por ejemplo gnula.nu/

Author: Luis Zas

Share This Post On

4 Comments

  1. Excelente tu artículo, Luis, sobre el documental de Amy.
    Lamentablemente “poderoso caballero es Don Dineros”, y más allá de dar cuenta de contextos biográficos-históricos, se busca vender una mercancía “que garpe”, descuidando el objetivo primordial que deberían tener -a mi juicio- cual es el abordar las condiciones de producción que posibilitaron el despliegue y consolidación del talento extraordinario de un artista…
    Un abrazo y, como siempre, eniales tus intervenciones en este post, que tanto me han ayudado a ser un poquito menos bruto…

    Post a Reply
  2. Si fantasticas por suerte, existen los reproductures de audio. Y asi su legado queda para los amantes de la musica.
    Sus vidas un poco agitadas,buen resumen . GRACIAS por los comentarios.

    Post a Reply
  3. Certera la nota. No pude ver el documental entero, huele mal. Sin embargo, se me grabó una escena: cuando en medio de la entrega de premios y su consagración, estando totalmente sobria y limpia, Amy llama a su mejor amiga al backstage para decirle que “la vida es aburrida sin alcohol ni drogas”. Creo que eso define a toda una generación.

    Conozco un par de escritores que se creen Hemingway porque son alcohólicos, pero no son de esta generación. Esto es otra cosa. También me vienen a la memoria películas como “The Rose”, inspirada en la tragedia de Janis Joplin, y “The Doors”, que no sé por qué se tituló así, si Kilmer y el director se afanaron por borrar al grupo de la pantalla. La primera senta la desgracia en la falta de amor genuino. La segunda, en el genio exploratorio de los límites de lo humano. En cambio, Amy se muere de aburrimiento, lo cual es perfectamente viable en una sociedad donde se muere más gente por suicidio que por guerra, terrorismo, violencia urbana, etc.

    Amy se murió, sí, a los 27 años. Pero los 27 de Jimi, de Janis y de Jim no son los 27 de ahora, que apenas califican para un quinceañero de mi generación.

    “La fama y el alcohol matan”. Sí, claro, el ser. El resto puede llegar hasta los 90.

    Post a Reply
  4. Luis, muy buena tu nota ! Amo a estas dos mujeres , distintas , en distinta época y contexto , pero vibrantes y artistas de enorme sensibilidad . Y estoy de acuerdo contigo que en la actualidad el excesivo foco sobre los errores , los dramas , los dolores , y finalmente , en la muerte , no les dá mérito . Es su arte y sus canciones las que deben recibir luz . Muchas Gracias !

    Post a Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *