Ricardo Piglia – Noticias del otro

Hay una frase de Roland Barthes que dice “el que escribe no es el que es y el que narra no es el que escribe”, me parece un buen movimiento: hay una distancia entre la persona que escribe y la persona real y hay una distancia entre el autor y la voz del relato -explicó-. Cuando uno quiere seguir leyendo una novela, es porque quiere seguir oyendo esa voz. Ricardo Piglia

image001

En este sitio hemos puesto en divulgación a unos cuantos escritores que se pueden considerar clásicos, con un denominador común: todos han muerto. Quizás porque la muerte suaviza la batalla entre los vivos, quizás porque sin la presencia viva y critica de ese escritor corremos el sano “riesgo” de la polémica (toda discusión nos permite validar nuestros criterios sobre algo o alguien) pero por sobre todas las cosas el tiempo, el tiempo más allá del tiempo vital de los seres humano, que se convierte en el mejor juez y ubica a cada artista en el lugar que le corresponde.

Cuando llevamos adelante una idea de divulgación más específica como fue el “Curso On Line” sobre Borges, un crítico que siempre estuvo presente fue Ricardo Piglia quién ha sido un gran docente de varias universidades nacionales y extranjeras y en mi caso particular pude gozar de sus clases en un famoso Seminario de Grado de la Faculta de Filosofía y Letras de la UBA (Buenos Aires, Argentina) sobre el género policial.

título-4Piglia también vivió en Estados Unidos, donde fue profesor en diversas universidades, entre las que figuran las de Harvard y Princeton, en las que dio clases durante una quincena de años. De la segunda se jubiló a fines de 2010. También ha sido un prolífico escritor y entre sus novelas se puede contar con Respiración Artificial, novela donde el ensayo y la ficción s entrelazan, y que va a ser una marca de su interés por ambos géneros, y en ambos brillará.

Respiración Artificial fue en su momento una bocanada de aire fresco, editada en plena dictadura (1980) el mismo escritor expresó lo que le pasaba en ese momento “era una época terrible; la escribí entre el 77 y el 80, no quise poner marzo del 76 porque me parecía demasiado explicito; por eso la historia comienza en abril” su punto de partida era que un profesor de historia, tío de Emilio Renzi -personaje recurrente de la obra de Piglia que es una expansión real de su nombre y apellido -, le empieza a mandar una serie de cartas porque se siente perseguido por la dictadura; es un profesor que se ha ido a refugiar al interior del país, y por proteger a uno de los estudiantes, comienza tener problemas con la represión.

0000089560Otra novela relevante fue “Plata Quemada” que fuera filmada por Marcelo Piñeyro y ganó notoriedad internacional al ganar el premio Goya en el 2000. En materia de cuentos se encuentran La invasión y Nombres Falsos. También realizó guiones de cine para las películas Corazón iluminado (1996), de Héctor Babenco; La sonámbula, recuerdos del futuro (1998), de Fernando Spiner; El astillero (2000), de David Lipszyc, basada en la novela homónima de Juan Carlos Onetti y ensayos principalmente sobre el género policial, además compuso la ópera La ciudad ausente junto al músico Gerardo Gandini , basada en su propia novela, estrenada en el Teatro Colón en 1995. Como antólogo ha publicado, entre otros libros, Crímenes perfectos y La fieras, ambos con obras del género policial.

Durante el mes de Setiembre Ricardo Piglia recibirá el premio “Formentor de las Letras 2015″. Será en Mallorca que coincide con su última publicación “la novela de su vida” como tal cual El escritor llama a Los diarios de Emilio Renzi, cuya idea motivo a Andrés Di Tella a filmar de una manera muy particular a Piglia hablando de los cuadernos de Renzi, así nació 327 Cuadernos.

327 cuadernos como contar la vida desde una ficción

image002327 Cuadernos es una película dirigida por Andrés Di Tella que muestra a través de Piglia los cuadernos del escritor de ficción Emilio Renzi, que es el alter ego de Ricardo que revista sus borradores o cuadernos de ideas del propio Piglia y que como un verdadera bitácora de una escritura nos va mostrando la relación entre historia de una vida e historia y evolución de la propia ficción.

Andrés Di tella comenta como fue la cocina de este film: Desde un comienzo yo mismo tenía ganas de hacer un diario cinematográfico y bueno, me encontré con Ricardo en la Universidad de Princenton justo cuando él estaba volviendo al país y lo filmé como parte del diario que iba a hacer pero en ese momento él me dice que estaba con sus diarios y el hecho de filmar un documental lo obligaría a releerlos”

image003Del propio Piglia surgió la idea pero ” luego de dos, tres encuentros medio que Ricardo se arrepintió ya no le parecía tan buena idea. Estaba expuesto adelante de una cámara, revisando su propia vida y leyendo cosas al azar. El temor clásico y recurrente del escritor de no poder escribir aparece con cierta regularidad lo que nos indica que el también es humano.

Últimamente Piglia ha pasado por delicados momentos con respecto a su salud por lo que le agrega una cuota de dramatismo a la cinta la que seguramente será a futuro un legado de alguien que amo a la literatura y a la inteligencia más que a su vida.

Como hecho inédito que remarca la excepcionalidad de este escritor se estrenará en simultáneo el próximo sábado 5 de Septiembre en la TV Pública y en el MALBA a las 22hs. Luego en el GAUMONT a partir del 10 de Septiembre.

Author: Luis Zas

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *