Lo Siniestro en la Literatura
Jun01

Lo Siniestro en la Literatura

Ángeles bellos como cuchillos que se elevan en la noche y devastan la esperanza. Alejandra Pizarnik, Exilio   Uno de Nosotros…. Sigmund Freud describe lo siniestro (Unheimlich en alemán) como aquello “familiar” (Heimlich en alemán) que por algún motivo se transforma en algo extraño y maléfico. Aquello a lo que le tenemos miedo está tan cerca, es tan “nuestro”, que sólo nos aterroriza cuando se vuelve “otro”. Lo siniestro, puede referirse a algo que nos resulta familiar, agradable, pero también a algo que está oculto, un miedo de la infancia que hemos olvidado y que vuelve a hostigarnos (observen la palabra hostil como refiere a esa raíz alemana de lo familiar que se nos vuelve en contra). Ya en la tradición religiosa, el diablo no es más que ese ángel caído que expulsado del paraíso se vuelve en contra de su propio padre (como el Prometeo de la mitología griega), siendo el mal entonces no solo una fuerza poderosa en el mundo sino que también se encuentra dentro de cada uno de nosotros. De allí que se penaliza todo contacto con Satanás y sus seguidores, que pueden ser Vampiros (Drácula de Bram Stocker) o del mismo diablo queriendo tener descendencia en la tierra (El bebe de Rosemary de Ira Levin). Seres que se quitan los ojos por haber traspasado los límites de lo humano (el Parricidio y el Incesto en el Edipo de Sófocles) o de crear vida de la muerte para competir con Dios (Frankestein de Mary Shelley). Algo nos vuelve no-humanos, lobos, vampiros, zombis, extraterrestres, por algo que tomamos, por un castigo o simplemente la venganza que nos vuelve seres despiadados, crueles, sádicos como en aquellos cuantos de Poe donde la mayor de los castigos pueden realizarse (la barrica del amontillado). Casas embrujadas, venganzas y otras yerbas Como olvidarnos de objetos que toman vida, casas embrujadas repletas de seres extraordinarios, tal vez fantasmas… Poe traslada la acción de los antiguos castillos góticos a viejas casas victorianas de Nueva Inglaterra. Estos escenarios desoladores y melancólicos son el reflejo del alma de sus personajes. Junto con Baudelaire, Poe fundó una nueva estética: ambos retrataron las partes más oscuras del alma, las que eran enmascaradas por una tradición puritana, creando una estética de la desesperación, la melancolía y la enfermedad. Y qué decir de “otra vuelta de tuerca” de Henry james, esos fantasmas que desconocen sus límites y se aprestan a tomar “por asalto” lo real. Los juegos de la mente: Lo real y lo no real. El sueño y la vigilia “Si hay algo que nos salva en este mundo…es la incapacidad de la mente humana para correlacionar todos...

Read More
El Silencio
Jan27

El Silencio

¡Silencio! ¡Por favor silencio! ……. Paremos los motores por unos segundos. ……. ¿Lo escuchan? …….. Volvamos a poner en marcha los motores. ¿Altitud? 12.525 metros El capitán siempre descendía del avión con un semblante entre misterioso y esperanzado Las azafatas y yo bajábamos con miedo, mucho. Siendo  el segundo al mando debes informar a seguridad aeronáutica. Eso no lo hacen los amigos, entiendan… hace poco que es viudo y es muy duro. Si se quiere matar que lo haga solo. Evité que las chicas hicieran la denuncia con la promesa de convencerlo que no lo hiciera más. ¿Café en el aeropuerto? Si sabes que es horrible!!! Tenemos que hablar Carlos, es importante. ¿Es por lo que escucho?  Si No sé, al llegar a los 13.000 mts. algo me llena de energía y escucho… ¿Qué escuchas? ¿La voz de Laura? No sé definirlo…quisiera… no tuvimos un último diálogo, no hubo un adiós, como si tuviera algo para decirme …Siento que su voz está debajo de una montaña de susurros. Carlos,  no podemos parar los motores, podrían no volver a ponerse en marcha, las chicas y yo estamos asustados pero más nos preocupas vos. Busquemos una ayuda, no sé… hablemos más…soy tu amigo. Lo sé y te agradezco la preocupación. Te prometo que no lo hago más…… Desde ese día, Carlos se hizo fortaleza en su silencio y la paz le llenaba la expresión como si un Picasso del más allá se la hubiera dibujado en la cara. Su atención al gobierno de la aeronave se hizo total y todos volvieron a la antigua tranquilidad menos yo. Creo que alcanzó la paz porque al fin recibió el mensaje, no sé cómo ni donde, porque ahora solo me habla por cuestiones profesionales. Ahora soy yo el que trata de esconder su inquietud a los 13.000 mts de altura. Ahora soy yo el que desespera al llegar a los 13.000 mts. de altura, esperando el mensaje de la  mujer que los dos amamos. ....

Read More
El “fusilado que vive” de Rodolfo Walsh
Dec20

El “fusilado que vive” de Rodolfo Walsh

Cuando comencé a escribir esta nota recordé un parte de ese poema de Borges “El General Quiroga va en coche al muere”. El coche se hamacaba rezongando la altura; un galerón enfático, enorme, funerario. Cuatro tapaos con pinta de muerte en la negrura arrastraban seis miedos y un valor desvelado. Junto a los postillones jineteaba un moreno. Ir en coche a la muerte ¡qué cosa más oronda! El general Quiroga quiso entrar en la sombra llevando seis o siete degollados de escolta. Un 25 de Marzo de 1977 “Neurus” (tal el apodo que la forzada clandestinidad le otorga) se ha disfrazado para poder llegar a una cita en la esquina de San Juan y Entre Ríos. Quizás portaba la “Carta Abierta a la Junta Militar” que meses antes había escrito para denunciar que el genocidio del gobierno de facto no era más que una forma de desarticular toda posible resistencia a un plan económico feroz con los sectores más desprotegidos… Él, que era un especialista en contrainteligencia, tal vez sabía que un grupo de Tareas de la Armada comandado por Astiz lo estaba esperando. Rodolfo Walsh va camino al muere… 1er Movimiento: la novela de enigma y el Ajedrez. Nacido en Choele-Choel en 1927, trabaja a partir del año 1944 como corrector de la editorial Hachette -publica la Antología del Cuento Extraño y Diez Cuentos Policiales Argentinos-, escribe cuentos infantiles, policiales y artículos periodísticos en las revistas Leoplán y Vea y Lea. Su primer libro de cuentos se titula Variaciones en Rojo donde ya se observa la gran maestría para el policial en relatos como “la aventura de las pruebas de imprenta y “Asesinato a distancia”. Luego se sucederían otros memorables relatos policiales como “Nota al Pie” “Esa Mujer” “Ese Hombre” y “Zugswan” entre otros. 2do.Movimiento: del Ajedrez al escritor comprometido Corría el año 1956 y RW escucha en un café de La Plata donde iba a jugar ajedrez que “Un fusilado vive”, esa persona imposible se llama Livraga y fue fusilado y dado por muerto pero detrás de este oxímoron el escritor constata que el poder mata, y que mata sin reglas sin honra, sin dignidad. La revolución libertadora empieza a aparecer ante los ojos de aquel ingenuo antiperonista como una verdadera máquina de terrorismo político que solo busca desarticular al movimiento obrero ya con su líder en el exilio. Walsh titula su investigación “Operación Masacre”, el libro es claramente incómodo para el poder dado que pone al descubierto sus mentiras, por eso nadie quiere publicarlo “Esta es la historia que escribo en caliente y de un tirón, para que no me ganen de mano, pero que después...

Read More
Edgar Allan Poe: La figura del detective en la novela policial
Oct27

Edgar Allan Poe: La figura del detective en la novela policial

“El contenido social originario de las historias de detectives es la pérdida de las huellas de cada uno en la multitud de la gran ciudad” Walter Benjamin, El París del Segundo Imperio en Baudelaire.   Edgar Allan Poe nació en Boston, el 19 de enero de 1809 escritor y poeta, con cuentos de terror que ya son clásicos, novelas góticas y ensayos,  siendo el  fundador del relato policial que tantas publicaciones, películas y series ha generado. Si de antecedentes se trata, la literatura universal ha narrado el crimen y también ha generado personajes que representan al lector en su búsqueda de la verdad. En este sentido tanto  el  Edipo Rey de Antígona o el Hamlet de Shakespeare son obras donde hay crimen y castigo (Dostoievski dixit), pero Poe inventa un nuevo personaje: el detective que se encuentra modelado por una nueva realidad social e histórica: las ciudades densamente pobladas donde es alta la probabilidad de que el crimen quede impune. El detective es el  “el que detecta”, el que tiene “el tacto”, la sutileza para entender lo incomprensible,  es un ser excéntrico que no tiene vinculación con fuerza pública alguna, dado que se lo convoca para que triunfe allí donde la policía fracasa. Con Auguste Dupin, Poe  inaugura esa raza de personajes que a través de su sagacidad están  dispuestos a saldar esa deuda moral que el crimen establece en la Sociedad.  Hércules Poirot de Agatha Christie,  Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle,  Sam Spade de Dashiel Hammett y  Philip Marlowe de Raymond Chandler, son algunos de sus continuadores. Monsieur Dupin aparece por primera vez en el relato “Los crímenes de la calle Morgue” (The Murders in the Rue Morgue) publicado en Abril de 1841 en la revista “Graham’s Magazine” y aparecerá en otros cuentos como “La Carta Robada “ y “El Misterio de Marie Rogêt”. Para entender lo fundacional del relato observemos que Monsieur Dupin se entera por los periódicos sobre los asesinatos (en “el misterio de Marie Roget” resuelve el crimen con la información de los diarios), es decir que noticia y crimen ya aparecen entrelazados el segundo elemento es el arma que ayudará a desentrañar el crimen: el pensamiento y sus formas de entender los rastros o huellas que siempre deja el asesino. Como introducción a  “Los crímenes de la calle Morgue”, el narrador explica en qué consiste el pensamiento analítico. Dupin se mueve dentro del  pensamiento interpretativo similar al que fundarían -más o menos contemporáneamente- Nietzsche, Marx  y Freud, donde lo importante es construir una mirada que observe y le dé sentido a los detalles que son esos indicios que ponen en evidencia al  criminal...

Read More
El largo viaje del día hacia la noche
Oct04

El largo viaje del día hacia la noche

Cuando terminó su desayuno, ellos ya estaban acomodados en el coche. Observó el comienzo de un día hermoso y sólo atinó a pensar lo mismo que tantas otras mañanas: no era un día para estar encerrado trabajando. Respiró muy profundo y se decidió a conducir. En la autopista los afiebrados conductores hacían lo mismo de todas las mañanas, se peleaban por quién manejaba bien y quién manejaba mal, quién hacia la luz de giro al pasar de un carril al otro y quién parecía correr una carrera de obstáculos. Él realmente se preocupaba de otras cosas. Pensó en una música tranquila, algo para comenzar bien el día pero no traspaso el camino que va de la postulación mental de la acción a la acción misma. Pensó que lo mejor era conservar el silencio. Al llegar al cruce entre una autopista y otra la policía lo detuvo. Mero control de rutina. – Buenos días, cedula verde, registro de conductor y documento de identidad. Entre tanto el policía revisaba los papeles. Sentada junto a él, ella dejó deslizar un tanto abruptamente la cabeza sobre su hombro. El policía, una vez chequeada la documentación, observó a los acompañantes y le preguntó adónde iba. – Al trabajo, Agente. El oficial observó al resto de los acompañantes y devolviendo las credenciales comentó: – Siempre se aprovechan del que conduce y se quedan dormidos hasta llegar a destino. – Estoy acostumbrado. Volvió a poner en marcha el motor, saludó al policía y retomó la autopista en dirección al trabajo. Hacía mucho que no estaba tan convencido de lo que estaba pensando, se dijo que no era día para ir a la oficina. Llamó, inventó una excusa y prosiguió el camino, ahora sin rumbo fijo, tratando de escapar de la ciudad y el ruido. Por el espejo retrovisor observó a los acompañantes del asiento trasero y pensó que quizás ellos eran los únicos que lo entendían. A medida que avanzaba en la ruta observaba como la presencia de la ciudad se iba perdiendo, comenzando por los lugares de comida al paso, luego las fábricas y por último la omnipresencia del campo. Manejó horas sin más compañía que el verde vegetal y el tiznado azul del cielo. Al llegar a un desvió de tierra se internó en ese camino disfrutando de un atardecer naranja y azul que lo invitaba a detener el coche y fumar un cigarrillo sin prisa. Con las últimas luces del día ingresó de nuevo al auto y divisó a sus silenciosos ocupantes. Cuando los cuatro quedaron afuera del coche se asombró que no hubiera una sola gota de sangre en su interior. Los...

Read More
Dylan  / Cohen – La literatura del Rock
Sep18

Dylan / Cohen – La literatura del Rock

A más de medio siglo de cultura rock se puede decir que tiene su propia literatura, su propia exigencia teniendo en cuenta que son letras hechas para ser cantadas, donde la poesía y la música están íntimamente interrelacionadas, hubo y habrá proyectos que intenten ponerle música a versos de grandes poetas pero quiero ocuparme de esos verdaderos literatos que han dedicado sus esfuerzos poéticos para interrelacionar Rock y poesía desde una perspectiva propia y original. Empecemos con el Señor Bob Dylan (Robert Allen Zimmerman, Minnesota, Estados Unidos; 24 de mayo de 1941) quién ha sido candidateado varias veces al premio nobel de literatura y ha ganado otros lauros como el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y en 2008 recibió un reconocimiento honorario del tan “literario” Premio Pulitzer por su “profundo impacto en la música popular y en la cultura americana, marcado por sus composiciones líricas de extraordinario poder poético”. En sus inicio, el mismo Bob toma su apellido del nombre de uno de sus escritores preferidos: Dylan Marlais Thomas (Swansea, Gales, 27 de octubre de 1914 Nueva York,9 de noviembre de 1953) fue un poeta, escritor de cuentos y dramaturgo galés. Blowing in the wind es una obra maestra, que ha marcado no solo a varias generaciones sino también a un tipo de activismo por la paz y las causas sociales. ¿Cuántos caminos una persona debe de caminar Antes de que lo llames un hombre? ¿Cuantos mares una paloma blanca debe de navegar Antes de que duerma en la arena? ¿Cuánto tiempo tienen que volar las balas de cañon Antes de que sean prohibidas para siempre? La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento, La respuesta esta soplando en el viento ¿Cuantos años puede existir una montaña Antes de que este descolorida por el mar? ¿Cuantos años puede la gente existir Antes de que se les sea permitida la libertad? ¿Cuántas veces un hombre puede voltear la cabeza Pretendiendo que el no ve? La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento, La respuesta esta soplando en el viento ¿Cuantas veces un hombre debe de alzar la vista Antes de que pueda ver el cielo? ¿Cuantos oídos debe tener un hombre Antes de que pueda escuchar a la gente llorar? ¿Cuántas muertes tendrán que pasar hasta que el sepa Que mucha gente ha muerto? La respuesta, mi amigo, esta soplando en el viento, La respuesta esta soplando en el viento Y ahora es el turno del otro gran escritor, Leonard Cohen, poeta, novelista y cantante canadiense, nació el 21 de septiembre de 1934 en Montreal. Es miembro de la Orden de Canadá y de la Orden...

Read More
Razones para seguir leyendo a Cortázar
Sep08

Razones para seguir leyendo a Cortázar

El relator de cuentos y novelas, el tímido poeta (y con seudónimo), el mejor traductor de la obra de Poe (uno de los próximos elegidos para el blog) y ensayista nació en 1914 en Bruselas y murió en Paris en 1984. En los primeros años de la década del ochenta su figura pública se había agigantado por sus calidades literarias y también por su accionar civil contra la sistemática violación a los derechos humanos en Latinoamérica, en su mayoría bajo dictaduras militares. Recuerdo su visita a la Argentina, meses antes de morir, que tuvo una gran repercusión social pero el gobierno de Alfonsín (a quién Cortázar apoyó desde el exilio) no quiso ni recibirlo ni rendirle los honores que ya otros gobiernos y la misma sociedad argentina le dispensaban. Pero hablemos de Literatura, en mis primeros años de la Facultad de filosofía y letras estaba hastiado de Cortázar, sus acólitos florecían en cada clase, en cada pasillo y por fuerza de la situación me fui volviendo hostil a leerlo hasta que lo olvidé… Entonces sin fanáticos por los alrededores y aprovechando el espacio que me ofrecía el Turks creí que era una excelente ocasión para volver a leerlo y evaluar que elementos de su escritura habían adquirido en mí una nueva valoración y cuales habían quedado definitivamente en el arcón de la literatura olvidada. Primero, Sigue muy vigente su premisa de que “la novela debe fundir el surrealismo con el existencialismo y la poesía con la prosa.” El azar como clave lectura de Rayuela y la poesía como substrato en cada párrafo: “Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts. Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.” (Rayuela, 1963) Segundo, mi espíritu adolescente sigue valorando esa literatura de iniciación sentimental cuyo ejemplo admirable es el cuento Las puertas del cielo, donde se combina lo sobrenatural con lo emotivo. “Estaba de este lado, el pobre estaba de este lado y no alcanzaba ya a creer lo que habíamos sabido juntos. Lo vi levantarse y...

Read More
El Eternauta: ¿Se viene la nevada mortal?
Aug28

El Eternauta: ¿Se viene la nevada mortal?

En Buenos Aires, hace semanas que llueve y cuando pasa con esta intensidad me acuerdo de los climas opresivos del Eternauta, que comenzó a publicarse en el semanario Hora Cero en 1957, con un formato de tira por entregas, esas que terminaban con la archiconocida frase “Continuará…”. Su autor se llamaba Héctor Germán Oesterheld, que durante dos años desarrollaría esta historia en formato apaisado, ilustrada con maestría por Francisco Solano López. Recuerdo como me maravillaba es nevada mortal con que se inicia la invasión, los dibujos expresionistas de López que mostraban todas las sensaciones por las que pasaban sus protagonistas: horror, angustia, rabia, etc. Todo para generar un inicial clima de desolación y muerte que luego motoriza la reacción popular para enfrentar con valentía al invasor. Cuando pienso en El Eternauta y en Oesterheld también pienso en Rodolfo Walsh, ambos desaparecidos, ambos militantes, ambos pusieron la misma intensidad en su compromiso con su arte y en su compromiso político y creo que ambos enfrentaron sus últimos instantes de vida con la valentía y la decisión con que lo hacían sus protagonistas de ficción. Si algo tenía de característico la tira era que por primera vez los escenarios de una invasión extraterrestre no eran ni la Casa Blanca ni el Empire State sino que la invasión comenzaba en los suburbios del Gran Buenos Aires y que las batallas eran en lugares por todos conocidos como la Avda. General Paz, el estadio de River Plate, y los subtes que atravesaban nuestra Capital Federal entre otros sitios. Otra diferencia era que la respuesta humana no era militar, los alienígenas se enfrentaban con gente común devenida en soldados que en defensa de sus familias y de su hogar se lanzaban contra el enemigo, por eso que el eje de la figura heroica de Juan Salvo (El Eternauta) no es el principal de la historia, sino sólo el que la pone en marcha. La tira en su primera entrega es una mezcla de géneros y tópicos. Desfilan los climas del Western (el ejército contra los “otros” en un paraje desolado) de la Ciencia Ficción (los viajes en el tiempo y la invasión extraterrestre) y la novela de aventuras tipo Robinson Crusoe (grupo humano que queda aislado y debe sobrevivir). Esta “guerra gaucha de las galaxias”, ilusionó a muchos cineastas que quisieron llevar a la pantalla grande la historia, pero todas han fallado como si una rara fuerza (¿cósmica?) lo impidiera, directores de la talla de un Adolfo Aristarain hasta el último de la reconocida Lucrecia Martel no la pudieron concretar. Como en una gran paradoja, la revista Gente, defensora a posteriori del 76’ del...

Read More
Tres Poetas Latinoamericanos
Aug24

Tres Poetas Latinoamericanos

Juan Gelman    –    Cesar Vallejo    –    Olivero Girondo Juan Gelman El único vivo de los tres, nació en Buenos Aires el 3 de Mayo 1930, se inició en la poesía desde muy pequeño, se exilió en México en 1976 donde vive actualmente, la dictadura le quitó a un hijo y a su nuera embarazada, en el año 2000 encontró a su nieta nacida en cautiverio que se llama Macarena. De su obra poética se destacan las siguientes publicaciones:«Violín y otras cuestiones» en 1956, «En el juego en que andamos» en 1959, «Gotán» en 1962, «Los poemas de Sidney West» en 1969, «Fábulas» en 1970, «Salarios del impío» en 1993,«Sombra de vuelta y de ida» en 1997, «Incompletamente» en 1997 y «Salarios del impío y otros poemas» en 1998. Ganador de varios premios entre ellos el Premio Cervantes en el 2007. Alza tus brazos… Alza tus brazos, Ellos encierran a la noche, Desátala sobre mi sed, Tambor, tambor, mi fuego. Que la noche nos cubra con una campana, Que suene suavemente a cada golpe del amor. Entiérrame la sombra, lávame con ceniza, Cávame del dolor, límpiame el aire: Yo quiero amarte libre. Tú destruyes el mundo para que esto suceda Tú comienzas el mundo para que esto suceda. Recomiendo visitar la página del escritor http://www.juangelman.com/wordpress/ Cesar Vallejo Nace en marzo de 1892, en Santiago de Chuco, Perú y muere el 15 de Abril de 1938, publicó en 1918 «Los Heraldos Negros» y «Trilce» en 1922. «España, aparta de mí este cáliz» y «Poemas Humanos», fueron publicados en 1939, después de su muerte. (1938). ENTRE EL DOLOR Y EL PLACER MEDIAN TRES CRIATURAS… Entre el dolor y el placer median tres criaturas, De las cuales la una mira a un muro, Da segunda usa de ánimo triste Y la tercera avanza de puntillas; Pero, entre tú y yo, Sólo existen segundas criaturas. Apoyándose en mi frente, el día Conviene en que, de veras, Hay mucho de exacto en el espacio; Pero, si la dicha, que, al fin, tiene un tamaño, Principia ¡ay! por mi boca, ¿Quién me preguntará por mi palabra? Al sentido instantáneo de la eternidad corresponde este encuentro investido de hilo negro, pero a tu despedida temporal, tan sólo corresponde lo inmutable, tu criatura, el alma, mi palabra. (Poemas humanos, París, 1939) *Por razones de espacio no entra su gran poema Pedro Rojas dedicada a lo que pelearon contra Franco en la guerra civil española y que fuera musicalizado por Daniel Viglietti. Leer en: http://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/29120/3/THIV~N45~P24-31.pdf Olivero Girondo Poeta argentino nacido en Buenos Aires en 1891, su gran influencia fue la poética surrealista movimiento que conoció en sus repetidos viajes...

Read More
Microrelatos
Aug16

Microrelatos

Para el mundo judeocristiano el primer microrrelato sería el de Génesis 1:1 :”En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Pero no han sido solo patrimonio de Occidente, el Código de Hamurabi, los mantras y los upanishad hindúes, también los haikus japoneses contienen microrrelatos, brevísimos. La economía narrativa siempre estuvo presente en la historia de la literatura, el famoso “Si es bueno y breve dos veces bueno” funciona no solo en las manifestaciones orales sino que a posterior de la creación de la imprenta ha sido un valor a seguir. En sus entrevistas y conferencias universitarias, William Faulkner solía decir que la finalidad última del escritor es reducir la esencia de la existencia humana a una simple oración. Imaginación y brevedad, es lo único que hace falta para escribir un microrrelato, una construcción literaria narrativa distinta de la novela, el cuento o la poesía. Hoy la microficción adquiere nuevos bríos por el agotamiento de los grandes relatos y por la aparición de herramientas como el Chat, SMS y Twitter y el cada vez más presente grafiti en todas las superficies posibles de la Ciudad. Velocidad y la espontaneidad son rasgos distintivos de nuestros modernos “nanocuentos”. El castellano, asegura la escritora Clara Obligado, es la lengua donde el microrrelato brota con más fuerza, por la tradición que arraigó en Latinoamérica. Los países más potentes son México, Colombia, Argentina, aquí les dejo una mínima selección: -ALEJANDRO JODOROWSKI (México): “Después de la guerra” El último ser humano vivo lanzó la última paletada de tierra sobre el último muerto. En ese instante mismo supo que era inmortal, porque la muerte sólo existe en la mirada del otro. -JUAN JOSÉ ARREOLA (México): “Ágrafa musulmana en papiro de oxyrrinco” Estabas a ras de tierra y no te vi. Tuve que cavar hasta el fondo de mí para encontrarte. -LUIS FELIPE HERNÁNDEZ (México): “Escena conyugal” Lanzaba con presteza uno tras otro los cuchillos a su mujer, quien los recibía con el trapo para secarlos. -TRIUNFO ARCINIEGAS (Colombia): “Pequeños cuerpos” Los niños entraron a la casa y destrozaron las jaulas. La mujer encontró los cuerpos muertos y enloqueció. Los pájaros no regresaron. -JOSÉ DE LA COLINA (México): “Ardiente” ¿Quieres soplarme en este ojo? -me dijo ella-. Algo se me metió en él que me molesta. Le soplé en el ojo y vi su pupila encenderse como una brasa que acechara entre cenizas. -ADOLFO BIOY CASARES (Argentina) “Para un tesoro de sabiduría popular” Me dice la tucumana: “Si te pica una araña, mátala en el acto. Igual distancia recorrerán la araña desde la picadura y el veneno hacia tu corazón”. -MARCO DENEVI (Argentina): “Don Quijote cuerdo”...

Read More
Philip K. Dick – El máximo de la Ciencia Ficción?
Aug10

Philip K. Dick – El máximo de la Ciencia Ficción?

Philip K Dick Philip K. Dick debe ser junto a Stephen King uno de los escritores más filmados por Hollywood en los últimos treinta años, algunas se referencian en escritos del propio autor y en otras se nota esta influencia como Vanilla Sky, Ed TV y Truman show, la trilogía de Matrix, Strange days, Videodrome, Fight Club, 12 monos, Eterno resplandor de una mente sin retorno, entre otras tantas.Como diría nuestro Roberto Arlt la prepotencia de trabajo de este escritor ha sido impresionante más de treinta novelas y un centenar de cuentos así lo atestiguan en una vida que no llego a los 60 años, nació en 1928, en Chicago, y murió en 1982 en Santa Ana, California. Su fama comenzó justamente en sus últimos años de vida cuando Ridley Scott filmara su novela ¿Sueñan los androides con ovejas electrónicas? Que se diera en llamar “Blade Runner” y fuera considerada por la crítica especializada como una de las mejores películas del género. Si bien es rica y profusa la relación de Dick con el Cine (sino ver como en la actualidad se estrena la remake del Vengador del Futuro extraído de un cuento de Dick), me interesa hoy comentarles mis libros favoritos. Despegándose del tópico de la ciencia ficción el nuevo territorio a colonizar ya no es el espacio exterior sino la percepción y la conciencia humana, décadas antes de la simulación virtual, Dick plantea en sus obras que esta realidad humana es provisional, sujeta a las fuerzas entrópicas que si bien no son apocalípticas todo lo convierten en polvo como en la novela ¿Sueñan los Androides con ovejas electrónicas? .Vivimos en un mundo de artificio, todo es modificable, intercambiable donde lo perfecto en lo humano es alejarse de lo “natural” y confundirse con lo “sintético”.   Ubik es para quién escribe su mejor novela, es el viaje en el tiempo pero un viaje donde la voluntad desaparece y el tiempo se desintegra. Una autodestrucción suave de la vida que solo se puede detener a través de un producto que es de múltiples usos llamado Ubik y que el protagonista Joe Chip intenta sin suerte adquirir. Como en un festival de dones en las novelas de Dick todo tipo de facultades paranormales se hacen presente precognitores, telépatas ,etc, como si fuera importante demostrar que los límites de lo humano se expande casi como si la teoría del Bing Bang fuera un nuevo manual de psicología, pero esas nuevas facultades no esconden que aún los humanos ( o como se llamen en el futuro) aún necesitan amar y ser amados (Rachel en sueñan…Elena en Ubik). Por esta novela publicada en...

Read More